FORO ANTITOTALITARIO
Languages

Fariñas: “El pueblo cubano está aterrorizado”

Disidencia

Fariñas: "El pueblo cubano está aterrorizado"

La soviética era "una sociedad enferma, con una enorme tasa de
alcoholismo, de drogadicción, de prostitución, de corrupción"

Redacción CE, Madrid | 19/09/2011

El disidente cubano Guillermo Fariñas ha declarado al diario
elnuevodia.com que ha madurado políticamente desde 1989, cuando comenzó
su actividad opositora.

En entrevista publicada hoy lunes, el cubano, premio Sajarov-2010 del
Parlamento Europeo por la defensa de los derechos humanos, explicó
además cuáles fueron los puntos de ruptura con el régimen de la Isla,
que le obligaron a dar una viraje de 180 grados en su postura política.

"Creo que actualmente soy un mejor opositor que cuando comencé en 1989.
Como opositor pacífico, como disidente no violento, he madurado paso a
paso. He estado preso en infinidad de ocasiones. La prisión me ayudó a
madurar, a asumir la responsabilidad como patriota por haber nacido en
esta tierra. No se trata de irse y esperar a que esto se desbarate o que
otro lo arregle. Hay que meterle el cuerpo… quizá parte de la solución
sea la muerte propia", indicó Fariñas al diario.

Preguntado sobre cuál había sido el punto de ruptura con el régimen, el
opositor explicó que habían sido varias las razones por las que se
convirtió en disidente: desde el asombro experimentado ante la cantidad
de cubanos que deseaban abandonar el país a través de la Embajada de
Perú en 1980, hasta los privilegios de que gozan las autoridades cubanas
y la conducta de las tropas cubanas en Angola.

"En el 80 era un joven y me reclutaron para llenar las guaguas con toda
la gente que llegaba a La Habana por tren para irse del país a través de
la embajada de Perú. ¡Yo nunca pensé que tantos y tantos cubanos fuesen
capaces de no querer vivir aquí! Eso para mí fue algo muy asombroso",
señaló.

También "los privilegios enormes que había en las casas de los altos
dirigentes de la revolución y sus vínculos con narcotraficantes
mexicanos y colombianos, que venían a Cuba a jugar gallos con ellos, con
los comandantes… Todo esto comenzó a hacerme perder la confianza en la
alegada revolución cubana", añadió Fariñas.

También el comportamiento de "las tropas cubanas de lucha
antiguerrillera en Angola contra las aldeas indefensas. Los batallones
cubanos no eran nazis simplemente porque tenían otro uniforme, pero
cometieron un genocidio similar."

Fariñas agregó que su estancia en la Unión Soviética también supuso "un
desengaño inmenso" al constatar que no era la sociedad que le habían
descrito, sino que se trataba realmente de "una sociedad enferma, con
una enorme tasa de alcoholismo, de drogadicción, de prostitución, de
corrupción".

Eso le hizo abrazar la Perestroika y la Glasnot, lo que le trajo
problemas que culminaron con su expulsión de la Unión de Jóvenes
Comunistas (UJC). "Desde entonces no he dejado de luchar contra el
Gobierno cubano", acotó.

Sobre la situación actual de la lucha opositora, Fariñas declaró que se
está viviendo una época posterior a la primera derrota del Gobierno
cubano, cuando este "tuvo que ceder a las protestas por el asesinato
alevoso en prisión de Orlando Zapata en febrero de 2010".

El opositor declaró que el Gobierno de Raúl Castro tiene miedo, algo
que, según él, puede percibirse en "el asesinato de Wilfredo Soto García
y las palizas a lo largo y ancho de Cuba contra la oposición". Todo esto
se produce a partir de "ese temor real" que tiene el Gobierno "de perder
lo que, dicen, les pertenece", expresó Fariñas en la entrevista.

El opositor cubano opinó que es el momento de tomar las calles de manera
pacífica, aunque dijo no saber si se producirían enfrentamientos
violentos debido a que existe mucho miedo dentro de la población: "el
pueblo cubano está aterrorizado. Son ya más de cincuenta años de un
terror inculcado desde que naces, un terror que te dice de lo que puedes
y no puedes hablar, de lo que puedes y no puedes hacer," señaló.

Sobre los cambios económicos que está promoviendo el Gobierno, Fariñas
los ha calificado de "paliativos" puestos en práctica por Fidel Castro y
su hermano Raúl, actualmente Presidente de Cuba, para no reconocer que
el sistema imperante en la Isla durante más de cincuenta años ha fracasado.

Respecto a las perspectivas del régimen, el opositor indicó que el
Gobierno cubano está pendiente de lo que sucederá en las próximas
elecciones venezolanas, ya que si desapareciera el suministro de
petróleo a la Isla por parte del país suramericano, "Cuba se sumiría en
el caos de los apagones" y la situación podría generar en una "bomba de
tiempo". Por eso, agregó, hay "muchos oficiales represivos cubanos están
en Venezuela tratando de infiltrar la oposición para minar sus fuerzas,
dividirlas, para que no vayan como un frente único contra Chávez".

El opositor se refirió asimismo a la importancia de la comunidad
internacional para la lucha opositora, a los cinco espías cubanos
condenados en EEUU, la situación de los servicios de salud y educación
en la Isla, la intolerancia que muestran los funcionarios oficialistas,
y, al hacer referencia a las huelgas de hambre emprendidas, declaró
sentirse orgulloso de haberlas realizado, si bien su fuente de
inspiración proviene de los presos políticos cubanos, tanto los que
salieron de prisión para permanecer en la Isla, como los que "siguen
luchando desde la diáspora".

La información señala en su introducción que, cuando los periodistas
solicitaron permiso en el Centro Internacional de Prensa de Cuba, les
advirtieron explícitamente que no debían entrevistar al opositor cubano.

"No debes hablar con ese hijo de puta… no vale la pena que pierdas tu
tiempo así" (…) "No vale la penas que pierdas tu tiempo con esa basura",
indica el periodista que le dijeron en esa oficina respecto Fariñas y a
la bloguera cubana Yoani Sánchez, que también fuera entrevistada por el
mismo diario.

http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/farinas-el-pueblo-cubano-esta-aterrorizado-268323

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *